Armonías y cómo combinar colores

Reaccionamos al color por instinto y elegimos intuitivamente los colores con los que nos identificamos.
Sin embargo, para elegir un esquema de color no sólo debemos seleccionar dos o tres colores que nos gusten. Se recomienda que en la armonización de colores se equilibren las proporciones utilizadas, teniendo en cuenta también, por ejemplo, la iluminación que recaerá sobre ellos y el dinamismo de los propios colores.
Conoce los distintos tipos de armonías de círculos cromáticos y no tengas miedo de correr riesgos, ya que no existe una regla para crear la armonía perfecta, la armonía correcta es la que más te atrae. Es cuestión de dosis y composición y, sobre todo, de gusto personal.

¿Cómo combinar colores en la decoración de tu hogar?

Para ayudarte a comprender los principios de las combinaciones de colores, sus contrastes y armonías, consulta la rueda de colores, una representación simplificada de colores donde se organizan las variaciones visibles para el ojo humano.

Círculo cromático

arco cromático

El círculo cromático se basa en los tres colores primarios, rojo, amarillo y azul y en las composiciones que dan lugar a colores secundarios y terciarios, cuya aplicación racional puede proporcionar decoraciones que eviten no sólo el cansancio en relación a los colores elegidos, sino también el cansancio físico y fisiológico provocado por esquemas de color mal diseñados.
En la imagen del lateral se puede encontrar la identificación de los distintos tipos de colores:

  • Colores primarios: amarillo, azul y rojo
  • Colores secundarios: naranja medio, verde medio y morado medio que resultan de la mezcla de colores primarios
  • Colores terciarios: de la mezcla de colores secundarios y primarios se obtienen el amarillo verdoso, amarillo-naranja, etc.

Las armonías en la combinación de colores

Para animar la paleta de colores de un ambiente sin sobrecargarlo, se pueden crear armonías con los distintos registros cromáticos. Para ello, se pueden mezclar tonos brillantes con neutros o combinar tonos claros con tonos más oscuros en un efecto degradado. Las posibilidades del universo cromático son enormes.

MONOCROMO
Partiendo de un color clave, se utilizan colores del mismo tono, pero con diferentes intensidades. Para obtener mejores resultados, se deben utilizar pequeñas notas del color opuesto al color clave.
Con el uso de colores claros en armonía monocromática, los ambientes se volverán más espaciosos, luminosos y modernos. Los espacios son más luminosos y enfatizan muebles y accesorios.
Por otro lado, si quieres crear un ambiente más íntimo y acogedor, opta por colores más oscuros.

ADYACENTE O POR ANALOGÍA
Este esquema utiliza dos o más colores ubicados uno al lado del otro en la rueda de colores. Para obtener los mejores resultados, se deben elegir colores que no tengan el mismo valor e intensidad. Para no causar fatiga visual se deben agregar pequeñas notas del color opuesto.

COMPLEMENTARIO O OPUESTO
Los colores que se oponen al círculo de color se seleccionan.

TRIPLE
Combinan tres colores equidistantes en la rueda de colores, por ejemplo, azul, rojo y amarillo.
Para obtener los mejores resultados, debes seleccionar un color dominante y los otros dos colores deben usarse de manera más sutil.

tipos armonias de color